Tips para el hogar y la cocina

Qué hacer con el vino que sobró?

Si le sobró vino y no sabe qué hacer con él, o no sabe cómo guardarlo y conservarlo de forma adecuada, no se preocupe! Vuelque el vino en una cubetera y… al freezer!
La próxima vez que necesite cocinar o hacer alguna salsa con vino, úselos!

Cómo hacer un vinagre espectacular?:
Para hacer un muy buen vinagre, debemos comenzar con un muy buen vino. Para este primer “experimento”, le recomiendo que utilice un vino tinto. Debemos comenzar con botella media llena de vino, a la que le colocaremos un tul en el pico amarrado con una bandita elástica. El tul nos garantiza que no entren bichitos. Así como está debemos dejar la botella al sol por unos 10 a 15 días aproximadamente. Así el vino, con el brusco contacto con el aire y el sol del medio ambiente, y con el paso del tiempo se irá transformando en vinagre. Pasados los días guarde la botella tapada en un lugar fresco y oscuro y no utilice el vinagre antes de los 60 días para que se haya completado el proceso de acetificación.

Cómo aromatizar y personalizar nuestro vinagre?:

Ya aprendimos a hacer un buen vinagre. Una vez que hayan pasado los 60 días, ya estamos listos para seguir experimentando. Primero pasen el vinagre a una bonita botella de vidrio, y para aromatizarlo y personalizarlos aún más, agréguenle a la botella una ramita de romero, laurel o la hierba que Uds. prefieran, o pueden ponerle un ají morrón o un par de ajos. Lo dejan unos 5 a 10 días, y estará listo para usar. Después me cuentan!

El Vinagre es uno de los condimentos y conservantes más antiguos que se conocen, que aporta aroma y sabor a los alimentos y mejora en muchos casos su conservación. El vinagre fue hecho primero de vino,como indica su nombre, desde épocas remotas. Es esencialmente una solución diluida de ácido acético. Su elaboración se basa en las fermentaciones alcohólicas y acética consecutivas en un medio adecuado, como mosto de uva, zumo de manzana etc. Aquí nos centraremos en el vinagre de vino. Su conservación es fácil, preferiblemente en un sitio fresco, seco, y sin vibraciones.

Su uso ideal es para ensaladas. Unas gotas son suficientes para lograr un aroma y sabor delicioso en cualquier plato o salsa.
Algunas virtudes del vinagre en general:
– Evita la contaminación bacteriana en los alimentos.
– Resalta el sabor de las comidas, las salsas y los aderezos.
– Es un ingrediente muy versátil en la limpieza de muchos materiales.
Ya que hicimos nuestro porpio vinagre, aca les cuento sólo algunos usos no tan convencionales, para que tengan en cuenta:

Es efectivo para eliminar los moretones: Moje un pañuelo en vinagre de vino y colóquelo sobre ese moretón inmediatamente. No se le ocurra hacerlo, si hay algún tipo de cortadura.
Si el microondas tiene mal olor, coloque en su interior un recipiente con agua y vinagre (en partes iguales), y déjelo que hierva unos minutos.

Añada al agua de cocción de unos huevos poché una cucharada sopera de vinagre. La clara se coagulará mejor.
El olor a cebolla desaparecerá de sus manos si las fricciona con un poco de vinagre.
Las manchas de verdura que quedan en los dedos desaparecen si se las frota con vinagre o con jugo de limón.
Un chorrito de vinagre en el enjuague final, deja el cabello super brillante.

Vinagre Fashion!:
Rosas, margaritas, y flores de zapallo invadieron las cocinas! Como lo habrán notado el uso de flores en la cocina está muy de moda, por eso y para que sorprendan a sus amigos, les cuento cómo hacer este “vinagre fashion”.
Procedimiento:
Les recomiendo utilizar un buen vinagre de vino blanco como base, ya que éste tomará el color de la flor o la fruta que le agregaremos. Aquí va el “paso a paso”:
1- Macerar las flores o las frutas en vinagre blanco durante varios días en un ambiente cálido.
2- Filtrar el vinagre con un colador o con un filtro para café.
3- Colocar en una cacerola, y exprimir los frutos o las flores encima para obtener el máximo de pulpa.
4- Agregar una cucharadita de azúcar y hervir 10 minutos.
5- Dejar enfriar y embotellar.
Les recomiendo prepararlo en pequeñas cantidades, y no guardar durante mucho tiempo una botella empezada.

Salsa básica de Vino Tinto, ideal para acompañar carnes rojas.
Las salsas con vino tinto son una derivación de las denominadas salsas oscuras. Generalmente se usan para acompañar carnes rojas. Llevan un proceso un tanto complejo, pero divertido y con un delicioso resultado. Pero vayamos por partes.
Ingredientes: 4 cebollas – 1 vaso (aproximadamente 1/4 litro) de vino tinto “Don Enrique Fallardi” – 1 cucharada sopera de un buen vinagre de vino tinto (o 1/2 cucharada de un buen aceto balsámico) -100 grs. de manteca – Pimienta negra recién molida y sal a gusto.
Receta:
Picar finitas las cebollas. Mezclarlas con el vino y el vinagre y llevar todo a ebullición. Cuando se haya reducido a la mitad, salar y añadir la pimienta, filtrar con un “chino” y volver a llevar a ebullición. Retirar del fuego y, sin que se enfríe, mezclar poco a poco con la manteca y listo! Sírvala sobre su carne preferida!

Salsa básica de Vino Blanco “Don Enrique Fallardi”, ideal para acompañar pollo y pescados blancos con verduras.
Ingredientes: 3 cebollas – 15 gr. de manteca – 300 ml. de vino blanco Pedro Giménez “Don Enrique Fallardi” – 300 ml. de caldo de pollo o de pescado – 400 ml. de crema de leche – Sal y pimienta a gusto.
Receta:

Picar finitas las cebollas y reahogarlas en la manteca hasta que queden tiernas y transparentes (no doradas). Agregar el vino blanco mientras revuelve con una cuchara de madera. Suba el fuego y llévelo a ebullición, hasta el líquido se haya reducido a la mitad. Luego añada el caldo y déjelo hervir hasta que el líquido se haya reducido a 100 ml. (aproximadamente). Incorpore la crema y siga reduciendo hasta que la salsa espese. Si lo desea puede colar la salsa con un tamiz o con un “chino”, luego salpimiéntela a gusto.
Nota: Utilice un caldo que complemente el plato que vaya a servir: Por ejemplo, un caldo de pollo con los platos de pollo
Para evitar que se forme una película en la superficie de la salsa mientras la mantiene caliente, cúbrala con un film transparente.

Un trago para brindar:
Mezclar 750 cc de vino tinto, el jugo de 1 limón, una ramita de canela, unos clavos de olor y pizca de azúcar. Servir helado y decorar la copa con media rodaja de naranja.

Lemon-wine FAPES:
Llega el verano, y aquí les proponemos un postre super refrescante! Es muy común acompañar un helado de limón con vino espumante, pero aquí le damos una nueva versión:
Ingredientes:
– Crema helada de limón
– Vino Blanco – Pedro Giménez – Varietal 100% – Cosecha 2000 “Don Enrique Fallardi”
– Obleas (cantidad necesaria)
Procedimiento:
Sirva una porción del helado en una copa de postre, añádale el vino (la cantidad que Ud. quiera) y decore con una oblea. Y después nos cuenta!

Para sacar las manchas de vino:
Si se derrama vino sobre un mantel o alfombra, seque lo que pueda con un papel absorvente, e inmediatamente después cubra la mancha con sal, esta absorberá el vino restante. Después enjuague el mantel con agua fría. En el caso de una alfombra, una vez seca, raspe la sal y aspírela.

El vino y la salud (parte II)

Siempre hablamos de consumo moderado. Y hay que tener en cuenta que cada organismo reacciona de forma particular. No todo el mundo tiene “gran cultura alcohólica”, por eso es mejor aprender a “Disfrutar del Vino”.

En vez de tomar, hay que aprender a disfrutar del vino.
Hay que aprender a disfrutar de la calidad, y no de la cantidad que tomamos.

Beber irresponsablemente acarrea consecuencias muy negativas para la salud. Además de perjudicar algunos órganos vitales, interfiere en la capacidad de concentración y de atención agravando el riesgo de sufrir un accidente de tráfico.

Efectos etílicos:
Los efectos etílicos derivados de la ingestión de dosis exageradas de alcohol afectan a diversos órganos del cuerpo, como por ejemplo:

Cerebro: Se inhiben las funciones de la región frontal, por lo que disminuye la memoria, la capacidad de concentración y el autocontrol. Se suele producir un desborde emocional. Además, se inhibe la acción del sistema nervioso central por lo que hay un retardo en las funciones motoras como dificultades para caminar o para reaccionar ante estímulos exógenos.

Higado: El etanol se transforma en acetaldehido y luego en acetato. Por su parte, el metanol se transforma en ácido fórmico. Los efectos de esta metabolización son náuseas, vómitos y dolor de cabeza.

Riñón: Dismuniyen los niveles de una hormona antidiurética provocando deshidratación. el organismo, para suplir la carencia de agua, toma este elemento de otros órganos como el cerebro. De este modo, se produce el dolor de cabeza.

Estómago: Aumentan las secreciones ricas en ácidos y mejora la digestión.

Piel: Aumenta el flujo de sangre a nivel cutáneo. Hay más sudación.

Corazón: Aumenta levementa la actividad cardíaca y el pulso se incrementa.

Pulmones: Se acelera la respiración. Si hay demasiado alcohol, la respiración se detiene.
La resaca del día siguiente:

Durante el fin de semana es frecuente beber más de la cuenta. Y frecuente también es, pasar el día siguiente entre el sofá, el cuarto de baño y la cama con un terrible dolor de cabeza. Se trata de la temida resaca, uno de los peores recuerdos que dejan las noches de fiesta.

El dolor de cabeza, común en todas las personas que sufren resaca, resulta de la dilatación de los vasos sanguíneos, de la disminución de glucosa en sangre y del efecto que producen algunas sustancias vasodilatadoras (tiamina e histamina) en el organismo.

Asimismo, algunas bebidas alcohólicas (las más oscuras como el brandy, el wiskey) contienen unas sustancias tóxicas derivadas del proceso de fermentación. Estas sustancias le dan sabor y color a las bebidas, sin embargo, son las que contribuyen a que se desencadene la resaca y a que el dolor de cabeza sea mayor. Por el contrario, las bebidas alcohólicas más caras, y los vinos de calidad, se elaboran tras un proceso muy riguroso de destilación que filtra un elevado porcentaje de sustancias tóxicas. Algunos de estos licores se destilan de tres a cuatro veces con lo que el peligro de sufrir resaca es menor.

Por eso, aquí van unos consejitos para combatir la resaca
Para prevenir:

La mejor forma de prevenir la resaca es no beber o beber muy poco.
Evitar las bebidas más oscuras (brandy, whiskey, vino tinto de garrafa). Comer antes de beber y nunca ingerir alcohol con el estómago vacío. Los productos lácteos (leche o yogur) crean una película protectora en el estómago. Alternar el alcohol con zumos de frutas. Beber agua para evitar la deshidratación.

Para remediar:
Beber jugos de frutas
Si el dolor de cabeza es muy fuerte, tomar un analgésico. Si persiste, consulte al médico.

Decálogo del buen bebedor:
Para tener en cuenta y ser un consumidor responsable.

Disfruta de la bebida de forma lenta y espaciada: Bebe despacio, poco a poco, degustando la bebida y dejando posar el vaso entre trago y trago. De esta forma disfrutarás más del contenido y diferenciarás la amplia variedad disponible. Es aconsejable alternar el consumo de bebidas con contenido alcohólico con refrescos u otras bebidas sin alcohol.

Conoce tus propios límites y no los sobrepases: Tu nivel de aceptación depende del peso, la edad, el estado físico o el sexo. Las mujeres, debido a su diferente metabolismo, asimilan menores cantidades de alcohol que los hombres. Recuerda que, aunque el grado de concentración de alcohol es diferente en cervezas, vinos y espirituosos (bebidas como el cognac y demás licores) los vasos estándar de estos tipos de bebidas han sido diseñados para que su cantidad por recipiente sea muy similar.

Evita beber en ayunas: Si consumes bebidas alcohólicas después de haber comido algo, evitarás agresiones en la mucosa del estómago y el organismo y se asimilará mejor la bebida.

Consume productos de calidad en cantidades moderadas: Dale prioridad a la calidad en lugar de la cantidad y recuerda que el grado de influencia del alcohol en tu cuerpo depende del nivel de alcohol en la sangre. El consumo moderado puede ser una experiencia sociable y festiva, que será saludable si se realiza de forma responsable.
Selecciona un local que disponga de marcas de reconocido prestigio: Celebra tu fiesta en lugares que te ofrezcan garantías, aunque ello implique un mayor desembolso económico. Durante las fiestas navideñas se suelen ofertar barras libres a módicos precios pero no siempre se puede optar a productos de calidad.

Elude desplazamientos innecesarios al seleccionar tu fiesta: Si es posible, acude a fiestas cercanos a tu hogar de residencia, evitando los desplazamientos en automóvil de local en local. Será muy útil que planifiques la noche con antelación para evitar riesgos inútiles.
Recuerda que el conducir y el alcohol no son compatibles: Utiliza el transporte público para regresar a tu destino, o pídele a algún amigo que no haya bebido que te acerque a tucas.

Practica la abstención si estás enfermo, embarazada o padeces algún trastorno psíquico: El alcohol nunca es saludable en estas circunstancias. Si se han ingerido fármacos o sedantes, las bebidas alcohólicas pueden potenciar la acción de estos e incrementar de forma exagerada su acción sobre el sueño, equilibrio y comportamiento.

Respeta la normativa vigente y evita que beban alcohol los menores: El que los menores no beban es responsabilidad de todos. Los menores son especialmente vulnerables al alcohol y por ello, deben aprender en compañía de padres y educadores los aspectos positivos y negativos de este producto. Por otra parte, debemos recordar que los locales expendedores de bebidas tienen terminantemente prohibido dispensar alcohol a menores de edad.
Diviértete y disfruta de la bebida de forma consciente: El objetivo es divertirse y no emborracharse. Puedes beber por una razón positiva y así participar de una vida social sana. El que se pasa no disfruta y puede amargar la fiesta a los demás.

Consejos para elegir tu primer Bonsái

Elegir tu primer Bonsái de interior puede ser una tarea complicada si no tienes muy claro qué tener en cuenta. En este post veremos qué condiciones debes tener para que crezca sano y fuerte.

Lo primero es saber que en el interior de tu casa existen condiciones que afectan la salud de especies que no estén adecuadas a ellas. Por ejemplo, la humedad que existe dentro de tu casa es significativamente inferior a la que existe en el exterior, por lo que todo bonsái de interior debe ser pulverizado con agua cada vez que lo riegas o cada 2-3 días.

La temperatura de tu casa permanece relativamente constante durante todo el año, en verano enfriamos la casa para mantener una temperatura cómoda y en invierno la calentamos, por lo que los cambios de temperatura son mucho menos intensos que los del exterior. Teniendo lo anterior en cuenta, las especies que debes mantener en el interior de tu casa deben ser tropicales u originarias de sectores cercanos al ecuador, ya que en esta zona los cambios de temperatura y luz durante el año son menores y estas especies se adaptan muy bien a las condiciones del interior de tu hogar. Entre las especies de este tipo más comunes y fáciles de cuidar se encuentran los Ficus y las Serissa.

En cuanto al lugar de tu hogar ideal para poner tu bonsái, lo ideal es colocarlo cerca de una ventana donde le llegue sol durante unas 3 o 4 horas al día. También es importante que tenga una corriente de aire, así se mantendrá fresco y mejorará la humedad del follaje. Otra consideración que debes tener en cuenta es que si vives en un departamento debes pulverizar el follaje con más frecuencia, ya que cuanta más altura menor será la humedad ambiental y el aire será más seco que en la superficie, por lo que pulverizando constantemente el follaje de tu bonsái le aportas humedad y mejoras su brotación y salud.

Espero que este post para elegir tu primer Bonsái de interior te haya sido de utilidad.

Agiliza tu mente con estos ejercicios

Usa tu mano “débil”

Si eres diestro, utiliza la zurda y viceversa. Pasa todo un día (o al menos una hora) haciendo cosas con tu mano “no dominante”. Abre la puerta, trata de escribir, usa las llaves, toma una cuchara, todo con tu mano contraria. Será muy divertido y además con esta tarea tan sencilla tu cerebro tendrá que pensar de una manera diferente a la que está acostumbrado, estableciendo a su vez conexiones nuevas. También tendrá que “repensar” antes de mandar las señales a los miembros superiores o inferiores, algo que no hace a menudo y que permiten ejercitar un sector más olvidado. Ponte el reloj en la otra muñeca para recordar el resto de cambio de manos en tus tareas domésticas.

 

Disfruta de los juegos de mente

Son una excelente manera de hacer que el cerebro se ponga en movimiento. Por ejemplo, los crucigramas, el sudoku, los juegos electrónicos del tipo “brain training”, las preguntas y respuestas, los multiple choice, la sopa de letras, etc. Todos estos juegos son estupendos para que la agilidad mental aumente y a la vez tengas la capacidad de memorizar más información. Es que están basados en la lógica y las capacidades (como ser matemáticas o verbales). Y no hay dudas de que son más que divertidos y puedes conseguirlos a un excelente precio en https://www.mascupon.com.mx para que los tengas siempre a mano. Deja un poco de lado la televisión y consigue una revista de juegos de ingenio, será un bien para ti y otro para tu cerebro. Se obtiene mucho beneficio por tan sólo 15 minutos al día.

Alimenta tu cerebro correctamente

Al igual que ocurre con tu cuerpo, tu mente también necesita estar bien alimentada. Ingiere grasas, pero de las saludables. Es decir, aquellas que contiene el pescado (salmón principalmente), los frutos secos (las nueces sobre todo) y los aceites vírgenes (como el de oliva o el de linaza). No dejes de consumirlos en tu dieta diaria y reduce las grasas malas, o sea, las saturadas. Elimina todos los ácidos transgrasos de tu plan alimentario porque no son buenos ni para el cuerpo, ni para el cerebro.

Recorre sitios diferentes

No vayas siempre por el mismo camino, sea a pie, en coche o en autobús. De lo posible trata de cruzar por otras esquinas, cambiar la línea de transporte público, bajar antes o elegir las calles laterales en lugar de las Avenidas. Es un pequeño cambio a la rutina que te servirá para muchas cosas, desde no aburrirte hacia o desde el trabajo hasta ayudar al cerebro a practicar lo que se denomina la “memoria espacial”. Además aprenderás nuevas direcciones y conocerás sitios que de otra manera no. Intenta aunque sea cambiar de acera y modifica el orden en el que vas a una tienda. En vez de pasar siempre por una calle con edificios, busca una que tenga parques o casas bajas.

Adquiere una habilidad nueva

Esto hará que tus múltiples áreas del cerebro se pongan en acción. La memoria es la que entrará en juego, además de otros beneficios. Aprenderás a su vez nuevos movimientos, asociarás datos e información de varias cosas de una forma diferente. Aprende a cocinar, haz un curso de idiomas, ve a una clase de baile, de cerámica, de literatura. Si te gusta leer novelas, elige ensayos o viceversa. Todo sirve para “retar” a tu cerebro y ofrecerle nuevas cosas para pensar.

 

Rompe con la rutina

Como se decía anteriormente, es bueno de vez en cuando cambiar lo que se hace “por costumbre”. Cuánto más nos habituamos a una tarea más se convierte en algo arraigada y el cerebro no tiene que hacer demasiado para terminarla o llevarla a cabo. Si realmente quieres ayudar a tu mente y que siempre esté joven, es preciso que la rete a nuevos desafíos. Todo aquello que esfuerce a tu cerebro a despertarse y dejar de lado los hábitos es bienvenido. No tendrá otra opción que prestar más atención.

Aprende números de teléfono útiles

Por causa de los smartphones, la gente ya no se acuerda de memoria el número de teléfono de sus padres, de su pareja, de su mejor amigo. Todo está en ese aparato. Esta es una maravillosa actividad para ejercitar la mente. Puedes aprender uno nuevo cada día, pero teniendo cuidado de no olvidarte el anterior.

Haz listas

Son realmente maravillosas porque ayudan a relacionar un dato con otro. Por ejemplo, crea un listado con los sitios a donde has viajado, las comidas más deliciosas que has probado, los mejores regalos que has recibido, los nombres para tus futuros hijos, etc. No hace falta que lo escribas en un papel, mejor que queden “guardados” en tu memoria, el mejor lugar que existe.